Sin título

(También titulado “Porque te amo…”)

Porque te amo, se que alguna vez te lastimaré.

Porque te amo, se que alguna vez te haré llorar.

Pero, porque te amo, prometo estar a tu lado
bajo cualquier circunstancia,
hacer lo necesario para que tu llanto cese
y que el dolor se torne en tranquilidad.

Porque te amo, no te prometeré el sol, la luna o las estrellas.

Pero, porque te amo,
te daré la galaxia mas grande en el universo de mi corazón.

6 de Abril de 2008

Adiós al Ragnarok

Pronto comenzarán las clases y como preparativo comencé a limpiar mi disco duro de información inútil (o al menos de la más inútil). Seguramente, terminaré formateando esperando que así se corrijan los errores que hacen que el Rogue Squadron 3D se cierre recién se ejecuta, que el Ragnarok Battle Offline se ponga lento cada treinta segundos y que el Ford Racing tire la computadora debido a un “Error Grave” al comenzar una carrera. Y entre una de mis decisiones de limpieza esta el abandonar por completo el mundo del Ragnarok Online con la subsecuente eliminación de todo lo relacionado a este juego (excepto los fondos de pantalla, quizá).

Y no es una decisión fácil. Siendo un “coleccionista” mis mas apreciados tesoros son los recuerdos y los símbolos de esos recuerdos, como son fotos y escritos. Y ciertamente, el Ragnarok Online esta bastante cargado de recuerdos para mí.

Fue KayLin, mi hija, quien me incitó a ese mundo por primera vez, cuando todo el Staff de Anime Illusion, incluyéndola, se envició con ese juego y dejó morir los foros.

Aún en ese mundo de fantasía la vida fue dolorosa. La soledad me persiguió hasta ahí y pasé largas horas esperando la llegada de mi hija, o de Miluna, acompañado sólo por mis fieles mascotas. Eventualmente conseguí el Panda Hat que serviría como “posible anillo de compromiso” pero para entonces Miluna ya no se aparecía por ahí. Más frustración al plato.

Tiempo después deje ese servidor y me mude a otro más anárquico: Apocalipsy RO. Su administrador, Shinju, se ha vuelto un buen amigo, más por su naturaleza que por lo que nos hayamos tratado en realidad. Duré bastante tiempo jugando en ese servidor, aunque en realidad sólo iba a desquitar mi frustración asesinando bestias virtuales que nada podían hacer contra una ASPD de 199.

Cuando la curiosidad creció lo suficiente empecé a aprender como se hacía un servidor. Aprendí mucho en poco tiempo (entre las cosas que me quedan por limpiar aún me queda el servidor de pruebas montado en mi PC) y cuando Apocalipsy tuvo que cerrar por un tiempo, encontré un par de personas interesadas en hacer un servidor y comenzamos Chronus RO.

Esa es quizá una de las peores etapas de mi historia en el mundo de Ragnarok. Fue por Chronus RO que descubrí lo traidor que podía ser si mis intereses se veían comprometidos. También en ese tiempo (y en ese servidor) se hizo realidad mi temor más grande: encontrar a una persona especial con quien se forjara una relación de cariño y que después desapareciera sin dejar rastro, sin tiempo para descubrir si era una persona real o no y peor aún, convirtiéndose el doloroso y confuso final para una relación inestable anterior. Perdón, Lucy.

Chronus-RO murió poco después y ApocalipsyRO renació. Desde entonces medio he trabajado para algunos servidores (básicamente, sólo hice un par de scripts), sin saber realmente porque lo hago. Ragnarok Online me trae muy malos recuerdos.

Incluso  cada vez que entro como Game Master descubro que aún en un mundo virtual, el egoísmo humano logra convertirlo en un infierno. Ser Game Master (lo que sería como ser un Dios el Mundo Real) me ha hecho entender porque Dios (cualquiera que sea el de cada quien) ha abandonado al mundo.

Por eso, y quizás más, dejo el mundo de Ragnarok Online. No mas jugarlo, no mas administrarlo ni ser partícipe de ninguna forma de ese juego que se ha llevado gran parte de mi alma y mi cordura.

Nacimiento de una creatura melancólica

Habían sido días tranquilos, aún a pesar de las llamadas constantes de mi amigo en busca de mi apoyo. Pude comenzar a mudar de plataforma el proyecto Digital Guardian Force BattleGrounds, moviéndolo de Game Maker a XNA Game Studio.

También, aproveche para rehacer esta web y darle mas flexibilidad a lo que realmente la podría usar, quitándole formalismo y colocándola en un formato en que no se verá “extraño” o discordante el publicar mis desvaríos.

Incluso, en el entretanto, tuve tiempo de limpiar mi lista de contactos de Messenger, eliminando (más no bloqueando) a los contactos que no tengo ni idea de quien son, que hace mucho que no hablamos (mas de un año o varios meses, dependiendo de que tanto conociera a la persona) e incluso a aquella que jamás creí borrar de esa lista.

Fueron buenos tiempos, y tengo al menos un muy agradable recuerdo de ella: el día que nos conocimos. Cualquiera que tenga al menos una pizca de lo soñador que soy, habría encontrado esa noche mágica y cautivante. Hasta la fecha, no sé si realmente se enamoró de mí o si solo se dejó guiar por la fantasía del juego.

Se que el estar juntos no fue algo “natural”. Siento que para ella fue como una noche de borrachera, en la que al otro día despiertas con un desconocido a tu lado diciendo que te ama, sin estar seguro de lo que pasó.

Y aún así, ella me aceptó a su lado.

Sin embargo, para mí ella fue quizá un burdo intento por encontrar la “felicidad humana” que viene de la estupidez que nace cuando tu “amor destinado” se va con otro y entonces te sientes solo, y tratas de convencerte de que “ya llegará alguien más” sin creerlo de verdad. Yo no esperaba que pasara, simplemente pasó. Ella simplemente apareció diciendo que se había enamorado de mí. Y embriagado del cariño que ella trataba de entregarme, pensé que quizá en ella hallaría la felicidad.

Ciertamente llegué a quererla demasiado, pero desde el principio fue ella quizá solo un fantasma en mi corazón tratando de curar una herida reciente. Pero fui poco cuidadoso, impulsivo. Puse todos los sueños y deseos que pude rescatar en ella, esperando que los cobijara y alimentara. Pero eventualmente, esos sueños se desmoronaron poco a poco al no encontrar en ella a la chica de quien me enamoré aquella mágica noche, y huí cobardemente de ella.

Se que mi compañía le ayudo a cambiar hasta ser la joven hermosa y rara que es ahora. Y cuando trate de volver a su lado encontré una rotunda negativa, que sin embargo no iba dirigida a mí sino a la idea misma del “amor pasional”. Y ocurre que para entonces, la influencia de ciertos animes había hecho gran efecto en ella.

Tras el tiempo en soledad pude hallarme de nuevo y al darme cuenta de que no podía seguir vagando más por el mundo sentimental pues estaba traicionando mis ideales, decidí quedarme a su lado. Ella había decidido No tener a alguien a su lado, y por ello yo estaría ahí siempre, para que tuviese apoyo cuando lo necesitara. Así ella tampoco rompería su ideal.

Fue en este tiempo en que me encariñé (y obsesioné, quizás) más y más con ella. Y aunque sabía que ella no volvería a mi lado jamás, por ella valía la pena mantener la esperanza y permanecer a su lado.

Y aunque a veces dolorosos, fueron buenos tiempos, tiempos de memorias constantes en que pude ver más de cerca lo mucho que había crecido y “evolucionado” desde el momento en que nos conocimos.

Era inevitable que algún día nos separaríamos, pero no esperaba que fuera de esa forma.

Un ser cuyo único mérito era haberse disfrazado como mujer, se la empezó a llevar a su lado. Y ella le gano cariño y él se enamoró de ella. Ella rompió su ideal de libertad sentimental y con ello, yo perdí el lugar que había tomado a su lado. Mi cariño y obsesión por ella sumadas a mi orgullo y egoísmo  hicieron peores los golpes que me daba con sus “Mensajes Personales” del Messenger, al expresar el cariño por él. Y fueron aún peores las respuestas de él en el Metroflog de ella.

Perdía a la única mujer que me había amado, aunque fuese por sólo una noche, en manos de otro, de la misma forma que mí nublada visión adolorida me había hecho ver que perdí, dos años atrás, a la mujer que decidí amar eterna y profundamente.

Sin sueños y ahora sin esperanza alguna, decidí que no podía torturarme más. He tomado a ese ser en mí que representa el gran cariño que he ganado por ella y lo he abandonado a su suerte dentro del recuerdo de aquella noche, donde esperará verla volver por la eternidad. Para hacerlo, degradé su rango colocando la carpeta personal en que guardaba todos sus archivos (escritos, fotos, videos) a la carpeta común de “Amigos”, y para evitar las lanzas afiladas que eran sus palabras al aire, le eliminé de mi lista de Messenger.

Lo acepto, al vivir aún esos sentimientos en mí, aunque estén “abandonados” me siguen afectando. Y he desperdiciado la poca esperanza que me queda en no bloquearla al eliminarla, esperando que me buscara y me reafirmara su cariño al menos como amiga. Pero no lo ha hecho, y la única vez desde entonces que me ha contactado ha sido para pedir soporte técnico con su computadora.

Será difícil y quizá tendré que recurrir a vicios humanos para hacerlo, pero la dejaré atrás; aunque la melancolía me golpee de tanto en tanto y corra a los sitios web donde sé que ella vaga para buscar la nueva foto, el nuevo comentario para buscar algo que nunca encontraré.

Espero que jamás olvide cuanto la he querido. Porque si bien habrá “humanos” que la podrán querer mucho más en intensidad de lo que la he querido yo, estoy seguro que no habrá nadie mas que la quiera con la misma decisión, precisión y dirección.

No te olvides de mí, querida mía. Porque siempre seré tu fan #1.