La metodología de solución de un problema en Windows

Si utilizas el sistema operativo Windows ya te será bien conocida esta metodología para solucionar un problema que te surja con tu computadora.

Síntoma:

  • Un programa/dispositivo no funciona o marca un error.

Metodología:

  • Cierra el programa y vuélvelo a abrir.
  • Si no funciona, reinicia.
  • Si no funciona, desinstala y vuelve a instalar.
  • Si no funciona, formatea.

Amén.

PD. Llega a funcionar con algunos problemas debido a actualización de Sistema Operativo; digamos, Windows Vista a Windows 7.

Lienzo en Blanco

Hoy me levanté pensando en ti.
¡Y como no, si anoche me despertó la alarma de mi celular recordándome que hoy era tu cumpleaños!

He pasado el día pensando esperando a poder verte por el Messenger para felicitarte. Pero me ha parecido una forma fría, y simple, indigna de un Caballero Keithiano.
Aún así, en cuanto te vi, aún si fue por sólo un segundo, dejé el mensaje.
No respondiste.
Que va, debes estar ocupada… últimamente lo estás mucho.
Creo.

Pasa más tiempo de la tarde y tomo el teléfono, ¡que para algo tengo LADA Nacional Ilimitada!.
El número no existe.
Es lógico, tengo tu mismo número desde hace años.
¿Porque la gente cambia de datos de contacto?
Yo no lo hago, si tienen mis datos de hace varios años, con los mismos aún pueden localizarme.
El celular no cuenta.

Pensé en hacerte una tarjeta electrónica, así que abrí Fireworks con un lienzo en blanco y… no supe que imagen usar de base.
Podría comenzar con el texto.
¿“Feliz cumpleaños”? Muy clásico.
¿”Te quiero”? muy vergonzoso.
¿”Cuenta conmigo siempre”?.  Promesa que quizá en alguna circunstancia, no podría cumplir.
Cierro Fireworks, sin guardar el archivo en blanco.

Te vuelves a conectar y nos saludamos.
Te envío una grabación de voz.
Creo que me quedo bastante fría.
Y sólo repito “Feliz cumpleaños” como idiota por algún par de veces.
¿La habrás escuchado?

Vuelvo a abrir Fireworks.
Sin idea de que hacerte, aún.
Parece que mi creatividad se esfuma cada vez que me pongo emo por ver un anime.
O película.
O serie.
O lo que sea.

“Debe ser algo especial” me he repetido.
Pero ¿que podría ser tan especial para ti?.
Apuesto que mis “Feliz cumpleaños” no han tenido un significado especialmente grande.
Especialmente, porque los cumpleaños para mi no tienen significado especial, son un día más, un día aleatorio en el que nacimos.
Si la Tierra tardara 100 días más en dar la vuelta al sol, el cumpleaños sería cada 465 días y yo sólo tendría 17 años…
Aunque, en realidad, habría envejecido lo mismo.

Sin embargo, eres alguien especial.

Y aún si los cumpleaños no significan nada para mi, son una excelente excusa, creo, para hacer un esfuerzo extra para decirte cuan especial eres para mi…
Aunque todo el tiempo trate de decírtelo, camuflado bajo un “te quiero” o un “=D”, o incluso un “tonta…”.

Mejor dormir.
Pero antes, publico esto.
Para que recuerdes que jamás dejo de pensar en ti.

Riding Windows 7

Con la novedad que acabo de instalar Windows 7 RC en mi laptop (no muy brillante idea, ya que es mi herramienta de trabajo además de mi computadora personal).

Primeras impresiones:

  • ¡Vaya  que inicia rápido!
  • ¡Vaya que se apaga rápido! (cuando algún programa no traba el apagado…)

Mientras utilicé Windows Vista me vi en la necesidad de cambiar el perfil de colores a Vista Básico (sin Aero, sin transparencias, sin Flip) porque consumía muchos recursos, y muchos programas no eran compatibles.

Con 7, he mantenido prácticamente TODOS los efectos visuales y no me ha causado ningún problema de rendimiento.

La nueva barra de tareas es extraña al principio y uno se ve tentado a ponerla en el “modo clásico”, pero ciertamente demuestra su utilidad al provechar el espacio juntando un acceso directo y el elemento de barra de tareas como tal.

Eso si, no me ha gustado que el Windows Live Messenger se quede en la barra de tareas SIEMPRE, y que ya no se mueva a la barra de notificaciones. Aunque con los botones pequeños, no estorba tanto.

Bonito el nuevo sistema de elegir varias imágenes para el fondo de escritorio, y que cambie automáticamente entre ellas. Malo, que no deja filtrar u ordenar la lista de archivos para realizar búsquedas y elegir sólo unos cuantos de una carpeta que puede tener algunos cientos (o miles) de imágenes.

El único problema de rendimiento que he notado, es que de repente ciertos programas se pasman completamente por momentos, a veces llegando a pasmar a Windows completamente (se recupera momentos después, pero no es nada bonito).

La prueba del Kaspersky Antivirus 8 para Windows 7 fue un completo fracaso. El efecto comentado el párrafo anterior lo provocaba Kaspersky constantemente (digamos, cada vez que hacía cualquier cosa, como actualizarse, mandar una alerta, revisar un archivo). Me hizo dar dos botonazos a mi laptop antes de decidirme a desinstalarlo. Por otro lado, el AVG Free no parece causar molestia alguna. (Excepto la de detectar un par de archivos del tipo sospechosos como virus).

Hasta ahora, no he sufrido problemas de compatibilidad con ningún programa, y excepto que el asistente para inicio de sesión de windows live muere cada vez que cierro una aplicación de Office, no he hallado mayor problema.

Ya comentaré cuando alguna falla crítica de Windows 7 me haga formatear y volver a Vista Business. O a un Linux.

Princesa de la Luna

– Anda – decía, empujándome hacia la colina.

– Anda – siguió repitiendo, hasta que llegamos a la cima.

La Luna, astro del que recibía su nombre mi amiga Karhiel, brillaba intensamente en el cielo nocturno y para nosotros en la colina desde la cual se divisaba todo el pueblo, nos parecía que brillaba solo por nuestra presencia.

Estiré mi brazo para rodear los hombros de Karhiel, que debía estar a mi lado, pero ya no estaba ahí.

Nunca más la volví a ver, pero cada vez que voy a la cima de nuestra colina, la Luna parece brillar más intensamente que en cualquier otro sitio.

Este día es diferente

Este día es diferente a cualquier otro día.

Este día, he despertado con la plena conciencia de que nada volverá a ser como antes.

Este día el dolor de cabeza y el mareo no son consecuencia de haberme torturado el día anterior bebiendo alcohol, sino de haber disfrutado una tarde con las personas que me han importado en mi vida.

Este día recuerdo los últimos diecisiete años que he pasado estudiando, diecisiete años en los que mi único propósito en la vida fue llegar al día de ayer: mi fiesta de graduación.

Este día pienso en mis últimos años de escuela, y la lucha que he librado para encontrar un propósito nuevo, un Destino, tras terminar mi carrera.

Este día me siento feliz por un momento, abrazado a los cuerpos de quien una vez fuera mi esposa, y de quien siempre será mi hija.

Este día la sangre de mi antigua esposa y de mi hija bañan las sábanas de mi lecho, tiñéndolas de un hermoso color carmín oscuro.

Este día el demonio que habitaba en mí al final se liberó y tomó sus vidas para ofrecérmelas como un regalo funerario.

Este día, abrazado a los cuerpos inertes de las únicas personas que he amado, he muerto, al fin, en vida.